Confianza y felicidad, ¿Tienen algo que ver con la realidad empresarial?