La felicidad se transmite. Contagia felicidad.